(+34) 937.641.613 - (+34) 685.365.860    info@saludcreativa.com

Evolucionar no es un tema de técnica

Soy de esas personas que hemos llegado a la conclusión que el desarrollo personal es más un tema de proceso que un asunto de “técnicas” para ser feliz.

Veo charlas, anuncios de cursos, libros, frases, que solucionan en un plis plás el malestar interior o la falta de desarrollo de recursos personales… y muchas personas interesadas en “solucionar” su vida ya!

Lo de solucionar la vida ya, se entiende: cuando se lleva una piedrecita o unas cuantas en el zapato, o en ambos, el deseo de quitarlas cuanto antes es imperante! Claro está que una cosa es quitarse una piedrecita y otra muy diferente es quitarse un trauma que está incrustado hasta la médula de los huesos (no me parece muy exagerado), sentirse bien de verdad con una misma/uno mismo a solas en el silencio, sin tele ni ninguna distracción, digerir y gestionar la tristeza, la rabia o el miedo que se lleva a cuestas, incluso digerir y gestionar la euforia compulsiva, atreverse a tomar contacto genuino, auténtico, con alguien o con otras personas, contenerse o soltarse, decir no o sí cuando toca… son sólo algunos ejemplos que no se solucionan con la magia de las palabras, los gestos o los rituales.

Esto último está bien para calmar, inspirar, recordar la dirección hacia donde queremos ir, para ser conscientes que la vida “son dos días” como se suele decir, que estamos de paso y hay que pasarla bien.

El bienestar personal es una carrera de fondo, no un sprint

Sólo que ese “bien” permanece cuando la tranquilidad es interna, cuando la paz va de dentro a fuera. Cuando va de fuera a dentro dura eso, dos días y se esfuma!

Soy de esas personas que he aprendido que el crecimiento personal llega desde la desnudez, desde ver lo que hay, escucharlo, atenderlo (ojo que no quiere decir alimentarlo, hacerlo más grande y sufrir; esa es la mala comprensión del llamado proceso personal). Porque por mil frases que alguien se cuelgue en su casa, que repita, que diga a otros, eso no cambia su verdad interna… sólo hay que mirar el cuerpo y ver cómo es la energía que tenemos, si es escasa, excesiva, nerviosa, ansiosa, agresiva, o mirar el cuerpo y ver cómo grita de dolor, de tensión, de retención, de mal funcionamiento, de enfermedades, de sobrepeso o delgadez extrema (no creo que todas las patologías sean psicosomáticas, sólo hay que descubrir qué hizo realmente que aparecieran para averiguar el origen).

Otro chivato de nuestra realidad interna es la experiencia de vida que vamos llevando a lo largo de los años y cómo nos sentimos honestamente con ella.

Crecimiento personal “a cappella” no es más que ser honesto con una misma/con uno mismo, confesarse con una misma/uno mismo, encontrarse con una misma/uno mismo, y decidir qué hacer con ello, si taparlo (o más bien intentarlo), camuflarlo o atenderlo verdaderamente.

SE SUFRE MUCHO MÁS VIVIENDO TODA UNA VIDA DISIMULANDO NUESTROS HUECOS QUE AFRONTANDO DE UNA VEZ LO QUE NOS DUELE O MOLESTA POR DENTRO.

Estar bien es algo que tiene que ver más con lo que somos que con lo que nos dicen, leemos o nos repetimos.

Mª Rosa Parés Giralt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This