(+34) 937.641.613 - (+34) 685.365.860    info@saludcreativa.com

CURSO CLOWN TERAPÉUTICO

Objetivos y Descripción

OBJETIVOS DEL CURSO

– Conocer, explorar y vivenciar un amplio abanico de propuestas de clown
– Potenciar las capacidades de espíritu lúdico, diversión, complicidad, creatividad, espontaneidad,   soltura, fluidez, libertad, genuinidad
– Poner consciencia a los contenidos que emergen al transitar por las diversas situaciones
– Elaborar esos contenidos para su actualización y desarrollo personal
– Extraer el valioso aprendizaje que se deriva de los trabajos con clown

DESCRIPCIÓN DEL CURSO CLOWN TERAPÉUTICO

El curso es básicamente lúdico, vivencial e introspectivo, de programa exclusivo,  constituyendo el grupo de participantes el entorno para exponer, explorar y experimentar en un ambiente de respeto y con el seguimiento cercano del equipo formador.

Se trata de una propuesta para entrar en contacto con uno mismo y el mundo de las sensaciones y las emociones, con el público (demás participantes) y la interacción con él, así como para desarrollar habilidades de presencia, sostén, comunicación (no verbal), aceptación.

Explorando desde el clown y apoyado en la terapia Gestalt, este binomio del Clown terapéutico se convierte en una excelente herramienta de auto-conocimiento y de puerta para dar un paso, o cientos, más allá de los auto-límites, lo conocido y lo establecido.

A nadie deja indiferente este enfoque clown!

DESCRIPCIÓN DE LOS PRINCIPALES ENFOQUES APLICADOS

  • Clown: en cada individuo nace un espíritu benigno llamado clown que nos enseña y sorprende a través de su sabia ingenuidad y de su sana autoestima.En el clown, se desarrolla con especial importancia el trabajo con polaridades, donde surgen aspectos de la personalidad sorprendentes tanto para el propio Clown como para el público en general.
    Esta técnica tiene un uso especialmente terapéutico ya que en ella se incluye al público como cómplice de todo lo que ocurre en escena, omitiendo la cuarta pared y desarrollando una capacidad de comunicación basada en la mirada, que nos sirve como herramienta comunicativa en cualquiera que sea nuestro trabajo habitual.
    El clown es también esta parte nuestra más naif, donde recuperamos el/la niño/a que tuvimos que sacrificar para ganar la adolescencia. No es un personaje que interpretamos, somos nosotros mismos, o mejor dicho es la oportunidad de jugar a ser nuestro propio personaje, aceptando tanto nuestra fragilidad como nuestras virtudes, dejando que afloren las emociones para poder jugar con ellas y compartirlas con el público.
    Mirar la vida desde la óptica del clown es, además de un gran divertimento, un acto de amor con la misma vida, que nunca deja de sorprendernos y maravillarnos. Practiquemos el dar la vuelta a los contratiempos, es muy saludable!
    Dice el viejo proverbio: “Cuando el listo señala la luna, el tonto mira el dedo”. Lo que no sabe el listo es que para el clown aquel dedo es todo un universo y la magia del clown consiste en mostrarlo y hacerlo visible para todos.
    El clown nos reintegra a nuestra condición humana entera: y esto no es grave… al contrario!
  • Gestalt: encuadrada en el movimiento de la Psicología Humanista, la terapia Gestalt comparte con dicho movimiento la visión esperanzada del ser humano que tiende a su autorrealización, no como individuo patologizado sino con recursos saludables para su desarrollo óptimo en el aquí y ahora: un tiempo presente y puntual despojado de absolutos e inmerso en una situación interrelacional con los otros y con el mundo.
    La Terapia Gestalt, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje terapéutico y una filosofía de la vida que prima la conciencia (awareness, darse cuenta), la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para auto-regularse de forma adecuada con un medio cambiante. Antepone la espontaneidad al control; la vivencia a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir a la racionalización; la comprensión global de los procesos a la dicotomía de los aparentes opuestos… y requiere del terapeuta un uso de sí como instrumento (emocional, corporal, intelectual) que transmita una determinada actitud vital en vez de practicar únicamente una técnica útil contra la neurosis.
    Dicho con otras palabras, el enfoque gestáltico se orienta pues en el aquí-ahora, en la toma de contacto con lo que acontece en el momento presente para darnos cuenta de los síntomas o las sensaciones en el cuerpo, de las emociones, de los pensamientos, de las acciones que realizamos o no realizamos, con el fin de atender, transitar, elaborar y sanar los contenidos internos que nos impiden ser personas completas y maduras.
    Bajo la premisa de la auto-responsabilidad de la propia realidad de cada cual, sea cual sea esta, para poder hacerse cargo de lo que emerge y ser parte activa del proceso de actualización y sanación.
    Confiando en el proceso innato de auto-regulación del organismo para encontrar y poner en marcha los recursos personales que de los que todos sin excepción disponemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This