(+34) 937.641.613 - (+34) 685.365.860    info@saludcreativa.com

El poder del juego y de la dinámica grupal

Cuando participamos en una propuesta o dinámica grupal lúdica, a más a más de implicarnos en la consigna, de divertirnos, de relacionarnos, realizamos un importante e interesante aprendizaje.

Es el conocimiento que adquirimos al darnos cuenta de lo que nos sucede durante el transcurso del juego y de la interacción con los demás. Conocimiento sobre nosotras mismas y nosotros mismos, información valiosa sobre qué nos mueve por dentro, qué emociones nos moviliza, qué temas tenemos pendientes, cómo nos relacionamos con los demás, desde dónde lo hacemos (libertad, confianza, curiosidad, miedo, defensa, manipulación, estrategia, etc.), en qué aspectos estamos sueltos y en cuáles bloqueados, qué discurso interno (monólogo/diálogo) construimos, qué percepción/visión tenemos de las situaciones, cuáles son las pautas y los patrones que repetimos, etc., etc., etc.

Todo eso y más se pone de manifiesto cuando “jugamos”, además de pasarlo bien y cohesionarnos (o no) con el grupo. Pudiera parecer exagerado pero no lo es, yo misma he experimentado todas esas cosas en la diversidad de propuestas grupales en las que he participado.

Ejemplos de lo que el juego pone en evidencia

Como formadora, he tenido el privilegio de atender casos de personas que con poco, se quedaron afectadas. Por ejemplo, Concha se quedó atrapada emocionalmente porque en un juego de presentación nadie le pasó la pelota y se sintió que nadie la veía. Otra situación fue la de Marisol, que se afectó porque en una propuesta en la que había que transitar figuradamente diferentes edades, se sintió mal al explorar la etapa de joven en la que se sintió fuera de lugar. En otra ocasión, Carmen se apenó cuando en un juego con ojos cerrados había que atrapar un objeto que se les acercaba a los participantes y a ella no se lo acercaron.

Los tres ejemplos de las pequeñas movilizaciones internas que vivieron las tres participantes sucedieron en propuestas muy simples. Simples y no por tanto poco impactantes!

Evidentemente, desde el buen hacer del equipo docente de Salud Creativa, atendimos las necesidades de las alumnas (se trataba de la formación de Risoterapia Integrativa). A lo que se refiere este artículo es que el juego es más que juego cuando se utiliza como vía de consciencia para ver cómo estamos y actuamos.

¡Juguemos pues a conocernos! o ¡Conozcámonos jugando!

Con los contenidos internos podemos comprender para luego atender, elaborar, integrar y realizar la acción que corresponda. Así que el JUEGO se convierte en una vía introspectiva, de auto-conocimiento y crecimiento.

A partir de ahora, nuestro concepto de juego puede que ya no sea el de “cosa de niños”. O mejor aún, quizás entendamos el VALOR que tiene el juego.

Mª Rosa Parés Giralt

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This