(+34) 937.641.613 - (+34) 685.365.860    info@saludcreativa.com

La actitud de compromiso

Este fin de semana pasado, abordamos en un grupo de formación el interesante tema del compromiso. Evidentemente, cada persona tenía su propio concepto sobre lo que es la actitud de compromiso. Algunas personas coincidimos, otras no.

Hablo cómo veo yo y me parece que es esa actitud, esa predisposión por la cual me comprometo con algo, con alguien.

Percibo el compromiso como una decisión interna que hago desde mis valores, mi sentir y mis acciones. No es solo una idea acerca de algo que voy o quiero hacer ya que de ser así, eso cae por el camino.

Qué partes intervienen en el compromiso

En el compromiso, se involucra toda mi persona, tanto en lo cognitivo, lo emocional, lo corporal, como en lo relacional. Desde lo cognitivo, sopeso eso a lo que me comprometo; desde lo emocional, me entrego; desde lo corporal, realizo las acciones que correspondan; desde lo relacional, me mantengo ahí con “eso” con lo que me he comprometido.

Pongo un simple ejemplo tal cual es el caso ahora mismo, escribir este artículo! Desde lo cognitivo, me recuerdo a mí mismo que conviene mantener vivo el blog de la web; desde lo emocional, reviso si me enfado por tener esa “obligación” que no siempre me apetece (hoy tranquila y a gusto!); desde lo corporal, me siento distendida y estoy tecleando a por ello!; desde lo relacional, me gusta cuidar el blog y verlo crecer!

Quizá hay quien se extrañe que incluya lo relacional en el compromiso. El compromiso es respecto a algo, a alguien, por tanto hay relación con ese algo, ese alguien.

Dónde falla el compromiso

Sería buen asunto ver en qué punto falla la actitud de compromiso. Una persona comentaba este fin de semana que si no hay placer, no le interesa mantenerlo. Eso sería un tema de valores, para esta persona el placer es un valor fundamental.

Otra persona comentaba que aún y no reportándole gran placer, mantenía su compromiso hasta el final porque eso le daba satisfacción. Está claro que actúa según otro valor.

Constatando la tendencia de ambas personas, pienso si en un caso el placer a corto plazo es importante (recompensa inmediata ?) y en el otro caso, el gusto o la plenitud de llegar a una meta (recompensa a largo plazo ?). ¿De dónde vienen los valores que tiene cada cual? Del carácter, de las experiencias, del recorrido, de la madurez… para mí eso es aún un misterio, que cada cual elija lo que elige desde donde lo elige.

En el caso de otra persona del grupo, comentaba que se ve a sí misma con compromisos que le pesan. !Esa es otra! ¿Por qué o hasta dónde quiero mantener compromisos que no me aportan, en los que me agoto o de los que podría prescindir? Es posible que aquí entre en juego el tema de creencias, introyectos: “Tengo que mantener un compromiso hasta el final porque si no …”.

Otras personas comentaban que les costaba llegar a la hora de inicio de la clase aún y pudiendo llegar perfectamente. Entraríamos en este punto posiblemente en el grado de motivación, pereza, inercia, con romper con lo que se está haciendo para hacer el esfuerzo de moverse hacia eso con lo que se ha generado el compromiso.

Para otra persona se trataba de un tema de falta de novedad y cansancio. Es cierto, en el compromiso a largo plazo muy probablemente desaparezca el factor sorpresa, el impacto de la novedad, para pasar a ser más una rutina. Y también, muy probablemente, hayan momentos de cansancio, fastidio, desidia.

En lo que a mí me concierne y habiendo experimentado eso en muchas ocasiones en mis relaciones de compromiso, mi tendencia suele ser a tirar adelante aún y así. No abandono a menos que sea algo que realmente no me interese para nada. Es en este aspecto donde la capacidad de compromiso se me hace más evidente y la que me ha llevado a estar donde estoy al día de hoy en lo privado y lo profesional.

Entonces, ¿qué es compromiso?

Resumiendo, supongo que es difícil consensuar que compromiso es una única cosa.

Entiéndalo cada cual como lo entienda, sí me queda claro que nos llevará hasta el lugar correspondiente a nuestra manera de vivirlo.

Mª Rosa Parés Giralt

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This