(+34) 937.641.613 - (+34) 685.365.860    info@saludcreativa.com

MLAE Método Lúdico para el Acompañamiento y la Enseñanza

¿Para qué y cómo?

OBJETIVOS DE LA FORMACIÓN

De la vivencia individual y grupal al aprendizaje significativo, real e integrado.

  • Realizar un proceso personal de introspección, auto-conocimiento y auto-gestión.
  • Integrar modelos humanistas para el acompañamiento, la comunicación y la interrelación.
  • Potenciar la capacidad de auto-liderazgo y de liderazgo para una buena gestión de las necesidades, las capacidades y las limitaciones de un grupo.
  • Identificar y transitar las emociones para la propia auto-gestión y para la gestión a nivel individual y grupal.
  • Identificar y gestionar las interrelaciones desde los distintos tipos de personalidad.
  • Conocer un variado abanico de propuestas de enfoque cognitivo, emotivo, corporal e interactivo.
  • Crear ambientes positivos, lúdicos, de apertura y confianza.
  • Obtener los recursos y las herramientas necesarios para motivar el aprendizaje desde la propia experiencia promoviendo la asimilación real de contenidos.
  • Conducir un grupo de forma efectiva para alcanzar un objetivo determinado.
  • Diseñar juegos, dinámicas de grupo y propuestas ideados para conocer y desarrollar aspectos, capacidades y habilidades personales y sociales, así como para asimilar cualquier materia o concepto desde ciencias, humanidades, artes, idiomas, hasta un tema específico.

DESCRIPCIÓN DE LA FORMACIÓN

El curso consta de una introducción teórica de los conceptos que se desarrollan de forma especialmente práctica y vivencial, constituyendo el grupo de participantes un espacio para exponer, explorar y experimentar en un ambiente de respeto y con el seguimiento cercano del equipo formador.

El desarrollo del programa está diseñado de modo que los asistentes comprueben por sí mismos el potencial de este método, especialmente el aprendizaje relevante, significativo y perdurable que se obtiene por medio de los diversos ejercicios y dinámicas experienciales y más aún, al exprimir y aprovechar al máximo todas sus posibilidades.

Los contenidos de los módulos son impartidos a través de  variados enfoques y disciplinas tanto con propuestas de expansión, lúdicas y divertidas, como introspectivas y cognitivas, como corporales y afectivas, con el propósito de aprender, asimilar e integrar desde la propia experiencia.

Concediendo toda la importancia y el espacio necesarios a los temas de auto-gestión, gestión de las interrelaciones, gestión, conducción y dinamización del grupo, y aspectos técnicos en general propios de la formación.

En definitiva, la formación pretende que los participantes tomen contacto y se descubran en su realidad y su potencial creativo, sus limitaciones, sus habilidades, su abanico de cualidades y capacidades, para así configurar un bagaje y modo de hacer efectivo y personalizado.

DESCRIPCIÓN DE LOS PRINCIPALES ENFOQUES APLICADOS

  • Dinámicas de grupo: las dinámicas de grupo son medios, métodos o herramientas que tienen el poder de activar los impulsos y las motivaciones individuales. Son técnicas que pretenden lograr que los integrantes de un grupo adquieran conceptos, conocimientos y en particular, nuevos comportamientos.
    Las experiencias grupales son consideradas como un modelo reducido de la sociedad y un laboratorio donde los individuos realizan una investigación sobre ellos mismos, pero al mismo tiempo sobre los grupos sociales en general. Las Dinámicas para grupos y los juegos, generan un ambiente de alegría y establecen una dinámica rica de colaboración y sociabilización.
    Las diversas Dinámicas para grupos, poseen características variables que las hacen aptas para determinados grupos en distintas circunstancias, entre las áreas más importantes de aplicación destacan: FORMATIVA – PSICOTERAPÉUTICA – SOCIABILIZACIÓN – TRABAJO EN EQUIPO
    A las Dinámicas para grupos se las ha denominado como “juegos” porque pueden resultar divertidos y atractivos para las personas y porque son ficticios. Se las denominan también “experiencias estructuradas”, porque son diseñadas con base a experiencias del mundo real que se estructuran para fines de aprendizaje. Lo que se busca es que las personas experimenten el hecho como si éste en realidad estuviera sucediendo.
  • Escucha activa y afectiva: ¿cuál es la diferencia entre el oír y el escuchar? Existen grandes diferencias: el oír es simplemente percibir vibraciones de sonido  mientras que escuchar es entender, comprender o dar sentido a lo que se oye.
    La escucha efectiva tiene que ser necesariamente activa por encima de lo pasivo. La escucha activa se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está diciendo.
    Para llegar a entender a alguien se precisa asimismo cierta empatía, es decir, saber ponerse en el lugar de la otra persona, así como congruencia y aceptación incondicional del otro.
  • Enfoque gestáltico: encuadrada en el movimiento de la Psicología Humanista, la Terapia Gestalt comparte con dicho movimiento la visión esperanzada del ser humano que tiende a su autorrealización, no como individuo patologizado sino con recursos saludables para su desarrollo óptimo en el aquí y ahora: un tiempo presente y puntual despojado de absolutos e inmerso en una situación interrelacional con los otros y con el mundo.
    La Terapia Gestalt, más que una teoría de la psiquis, es un eficaz abordaje terapéutico y una filosofía de la vida que prima la conciencia (awareness, darse cuenta), la propia responsabilidad de los procesos en curso y la fe en la sabiduría intrínseca del organismo (la persona total que somos) para auto-regularse de forma adecuada con un medio cambiante. Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo molesto y doloroso; el sentir, a la racionalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos… y requiere del terapeuta un uso de sí como instrumento (emocional, corporal, intelectual) que transmita una determinada actitud vital en vez de practicar únicamente una técnica útil contra la neurosis.
  • Gestión emocional: cuando uno no deja fluir las emociones y las reprime o controla en exceso termina por desconectarse de ellas y vivir controlado por su cerebro. La mente se encarga de regular el diálogo interno, las creencias y los pensamientos que si no se saben gestionar, pueden llegar a ser muy perjudiciales para el ser humano.
    Además, si uno evita sentir sus emociones, éstas se presentarán en forma de dolencias físicas o enfermedades graves como alternativa para ser escuchadas.
    Es importante mantenernos conectados a nuestras emociones, aprender a escucharlas y manifestarlas en la medida de lo posible. Para ello, podemos preguntarnos ¿cómo me siento?, ¿qué necesito?, ¿qué puedo hacer para cubrir esta necesidad?, ¿puedo manifestar ahora mi emoción?
  • Mindfulness: significa un espacio de escucha interior y de dedicación de atención al cuerpo, a la respiración y a los contenidos internos que pueden surgir en forma de sensaciones, emociones, pensamientos, imágenes, con el propósito de observar desarrollando una posicición de perspectiva para soltar, liberar y disponer finalmente de mayor calma y energía.
    La práctica consiste en ejercicios sencillos de seguir y de realizar que, como cualquier otra disciplina, requieren de una constancia en su entrenamiento hasta integrarlos y reproducirlos con soltura.
    Además, es posible practicar Mindfulness en cualquier momento del día y en cualquier situación, sin necesidad de hacer ninguna cosa especial puesto que se trata más de una actitud de focalización de la atención y de desarrollo de la presencia y la consciencia, que de un ejercicio puntual a una cierta hora del día.
    Mindfulness aporta un cambio importante en la percepción y en la manera de vivir las situaciones. Con ello, se modifica el estado emocional alcanzando una mejor gestión interna y externa, llegando a experimentar mayor serenidad y equilibrio, liberando tensiones y recuperando o favoreciendo un buen grado general de salud a todos los niveles.
  • Clown terapéutico: desarrolla con especial importancia el trabajo con polaridades, donde surgen aspectos de la personalidad sorprendentes tanto para el propio clown como para el público en general. Esta técnica tiene un uso especialmente terapéutico ya que en ella se incluye al público como cómplice de todo lo que ocurre en escena, omitiendo la cuarta pared y desarrollando una capacidad de comunicación basada en la mirada, que nos sirve como herramienta comunicativa en cualquiera que sea nuestro trabajo habitual.
    El clown es también esta parte nuestra más naif, donde recuperamos el niño/a que tuvimos que sacrificar para ganar la adolescencia. No es un personaje que interpretamos, somos nosotros mismos, o mejor dicho es la oportunidad de jugar a ser nuestro propio personaje, aceptando tanto nuestra fragilidad como nuestras virtudes, dejando que afloren las emociones para poder jugar con ellas y compartirlas con el público.
  • Trabajo corporal: en el cuerpo están registradas todas las vivencias tal como un relato de memorias; es el medio donde tienen lugar las sensaciones, donde se reflejan emociones, sentimientos, estados, donde se manifiestan los pensamientos, las ideas, las creencias.
    El cuerpo es un mapa con rutas claras e información precisa acerca de la existencia de la persona, de los momentos vividos que no se digirieron ni procesaron adecuadamente y estancaron aspectos esenciales pasando factura al día de hoy, de necesidades reales no atendidas, de verdades interiores tapadas por la educación recibida, de potenciales por sacar a la luz y desarrollar, de infinidad de recursos desconocidos.
    El cuerpo es inteligente como todos los “cuerpos” en el Universo, hay una sabiduría en él almacenada a lo largo del tiempo y ésta se manifiesta cuando lo escuchamos, le damos el espacio para que se revele, confiamos en sus procesos, nos rendimos a la evidencia.
  • Eneagrama (psicología de los eneatipos): el propósito principal del eneagrama es descubrir el tipo al que pertenecemos cada uno, descubriendo así nuestra compulsión y aprender a trabajar sobre ella, a fin de lograr en definitiva nuestra libertad y sanación. Es un viaje de autoconocimiento.
    La compulsión típica de una personalidad se experimenta como una fuerza básica que nos conduce como una fijación a reaccionar de manera irresistible especialmente cuando permanece escondida, sin reconocer por nosotros mismos. Todo ello debido a ciertas pautas o mandatos asimilados e introyectados en nuestra infancia: “Nunca confíes en nadie”, “Si no tomas el poder, lo perdiste”, “Lo más importante es ocultar los sentimientos”, “No estamos en un mundo perfecto”, “Yo no valgo”, “No soy digno de ser amado”, “No merezco amor”. Es como la imposibilidad de llegar a ser lo que somos auténtica y verdaderamente.
    El descubrimiento de esta compulsión supone una ruptura de la estrategia defensiva cuidadosamente escondida que una persona ha desarrollado para su propia seguridad y una existencia significativa. Cuando esta fuerza o compulsión que nos dirige no ha sido enfrentada directamente tiene gran influencia en las decisiones que tomamos sobre lo que tenemos o no que hacer y cómo pensar en nosotros mismos en relación con los demás.
  • Arteterapia: es una forma de psicoterapia, que utiliza todas las expresiones plásticas, artísticas y medios visuales como vía de comunicación, que nos conectan de manera inmediata con el inconsciente y el mundo emocional. La expresión creativa artística es un vehículo que permite desarrollar la capacidad de reflexión, comunicación, expresión y desarrollo personal. Ayuda a las personas a resolver conflictos y problemas, desarrollando habilidades sociales que facilitan la gestión de las partes no reconocidas en ellas, reduciendo el estrés y aumentando la autoestima y el darse cuenta.
    La Arteterapia nos ayuda a reconectar con la creatividad innata en todo ser humano que bien por prejuicios o por falta de experiencia, anulamos desde niños por miedo y por creer que lo hacíamos mal. Disfrutarla desde lo lúdico y la diversión, creando por puro placer, aportará herramientas para mejorar y explorar el bienestar físico, mental y emocional.
    Arteterapia no es una actividad de recreo o una clase artística sino una experiencia de conexión con nuestro niño/a interior que nos ayudará a disfrutar de esa parte. No necesitamos de experiencias previas o ser expertos en arte para dejarnos sorprender de lo que somos capaces de crear.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This